Mayo 10, 2017

Investigadores de la Universidad de Leuven, en Bélgica, desarrollaron un dispositivo que purifica el aire y al mismo tiempo, genera energía. Y lo mejor, es que para funcionar, tan solo necesita energía solar.

El aparato está dividido en dos cámaras, separadas por una membrana, que es el punto clave de esta innovadora solución. En él, los investigadores utilizaron nanomateriales organizados en celdas. “En el pasado, estas celdas han sido usadas para remover el hidrógeno del agua. Lo que hemos descubierto es que también es posible, e incluso más eficiente, quitárselo al aire contaminado”, explicó Verbruggen.

De esta manera, “el aire se purifica en un lado, mientras que en el otro lado, el hidrogeno que separa la membrana se almacena y puede ser usado como combustible, tal como ocurre en algunos buses de hidrógeno”, señaló el docente, quien también colabora con la Universidad de Leuven.

Para continuar leyendo la noticia, dé clic aquí

Fuente: http://www.elespectador.com